Que tal soy Cheloni (doulas de Uruguay) y quería comentarte que utilicé el Rebozo durante el trabajo de parto de una amiga. Lo colgamos de los hierros en la claraboya de mi casa. Mi amiga ya estaba perdiendo el tapón mucoso y fue una experiencia extraordinaria, no se que pasó, pero a cada rato ella se sostenía del Rebozo. Contaba que sentía algo especial en el cuerpo y sobre todo le daba tranquilidad. Sinceramente me pareció increíble… cómo se lo colocaba en el rostro. Durante el trabajo de parto, a mí me dejaron entrar solo una vez pero al esposo le enseñé algo del rebozo… lo elemental. El resultado espectacular… El parto fue vaginal sin episiotomía ni desgarros. Por supuesto ahora usa el Rebozo para llevar a Maia, su hija. Gracias por tus consejos y la por enseñarnos a usar el Rebozo.

Mil gracias por trasmitir sabiduría.