Después de que intentamos por más de 48 horas que el parto fuera natural, Mariam tenía otra idea sobre cómo quería llegar al mundo y tuvimos que recurrir a una cesárea humanizada. Aquí les compartimos el vídeo de su nacimiento.


Días después del nacimiento pedimos visita a casa con Diana quien ha sido un apoyo magnífico porque la lactancia no es tan intuitiva como pareciera. Creo que Diana es una estupenda adición a su equipo. De hecho, pienso incorporarme a su grupo de “Crianza Consciente ” de los miércoles en Huertas.
Abrazos y nuestros mejores deseos en los partos de nuestros compañeros del curso en “Experiencia”.
 Mariam, Henio y María