Por Guadalupe Trueba

Dar la mano.jpg

Dar la mano es una forma de apoyo en el parto. Y apoyo se define como una presencia terapéutica de otra persona en la que se lleva a cabo una interacción de humano a humano a través de conductas de cuidado (Jordan 2013).

La importancia del apoyo en el parto –también conocido como acompañamiento en el parto –reside en los resultados obtenidos tanto para la madre que da a luz, como para el bebé que nace.

Uno de los elementos esenciales del acompañamiento es que este sea continuo. Los resultados de las últimas investigaciones sobre los beneficios del acompañamiento a las mujeres en el parto, indican que “apoyo continuo” significa que la persona no va a irse de su lado y la salud de ambos, mamás y bebés, tienen estadísticamente mejores resultados. De manera que dar la mano implica aquí estoy y no me voy a ningún lado.

En las palmas de nuestras manos hay receptores que con la presión alteran la percepción del dolor y además producen un sentimiento de seguridad y de calma. Dar la mano es algo que produce en el otro una emoción particular de contención, aliento, compañía y empatía.

La mujer de parto busca que le den la mano… literal y de manera figurativa. Durante las contracciones si cierra los ojos, a la vez busca una mano de que tomarse… también una barra, una tela o lo que sea, pero busca de donde agarrarse y que mejor que hacerlo de la mano de otro. Hay una fuerza muy particular que trasmite la mano del que acompaña, se pone en sus zapatos y ofrece apoyo. También el silencio que implica el gesto de ofrecer la mano es importante. Dar confianza de que la mano no se retira sin que el otro lo solicite y siempre que desee de nuevo que se la den… ahí estará...!

Las manos se deben enganchar de tal manera que los dos involucrados sienten seguridad con sus respectivas fuerzas. Darles fuerza a través de este acto tan significativo por el poder, la confianza y la seguridad que genera en la madre. (Angela Boker)

He escuchado en ocasiones que el personal de salud comenta “no le des la mano porque te la destroza” y es que conocen la fuerza con la que la mujer se agarra cuando desea emplear su fortaleza para pujar… o si le duele mucho y está en estado de descontrol.  La mano debe acompañarse de la mirada y atenta escucha.

Para la mayoría de las mujeres no hay momento en la vida más importante que el momento del parto. De igual manera no hay una forma de apoyar más efectiva que dar la mano a quien acompañamos en el parto.

La mano de la madre se transforma, de una fuerza impresionante para asirse al pujar, a la ternura y delicadeza con la que recibe al bebé en brazos y lo acaricia por vez primera. 

El significado de ofrecer la mano y la tranquilidad de ser tomado de la mano en el camino, no para detener o impedir, sino para acompañar, es de un valor impresionante.
s. Se te quiere y admira.
Para finalizar, comparto un escrito de Mercedes Campiglia que dice: "En mi balance como doula, estoy convencida de que no es más exitoso un parto sin bloqueo que uno en el que la madre fue anestesiada. Qué se lleva uno del parto es lo importante. Yo me quedo con todas las horas en que hemos trabajado juntos al ritmo de sus vientres, con las risas y los llantos compartidos. Con el apoyo incondicional de los hombres a su lado. Me quedo con los buenos médicos que sujetan la mano de las mujeres cuando se sienten perdidas, que les dicen las palabras precisas que hacen que los nacimientos avancen. Me quedo con sus cabezas sumergidas en mis rebozos, con el balanceo, con el canto y las habitaciones embriagadas de olor a mandarina y vida. Me quedo con el llanto de los esposos cuando reciben a su hijo en brazos, con su asombro al cortar los cordones. Me quedo con la mirada atenta de los niños en los pechos de sus madres, con el carácter único e irrepetible de ese primer encuentro en el que los padres miran a su bebé para reconocerlo, sus brazos, sus piernas, sus dedos. Me quedo con la felicidad de las familias que desfilan por las salas de espera y las habitaciones de los hospitales haciendo del nacimiento una fiesta. Me quedo con todo!!! En mi balance, todo nacimiento respetado es un éxito."